Poemas de AMADO NERVO

Poemas » amado nervo

AMADO NERVO
Amado Nervo (1870-1919). Poeta, novelista y ensayista mexicano, afiliado en sus comienzos al modernismo, evolucionó hacia el misticismo con una poesía de enorme contenido espiritual.

Nació en Tepic (Nayarit) y realizó estudios de ciencias, filosofía y teología. En 1894 se instaló en la ciudad de México donde conoció a Manuel Gutiérrez Nájera y con él fundó la Revista Azul que pretendía llevar a cabo una renovación artística. Su primera obra, la novela El bachiller (1896), todavía mantiene rasgos naturalistas, pero sus primeros libros de poemas, Perlas negras y Místicas, ambos de 1898, ya presentan características de la poesía modernista. Ese año funda también la Revista Moderna.

En 1900 viaja a París, donde entra en contacto con Rubén Darío y Leopoldo Lugones cuya influencia le hizo abrazar por completo el modernismo. Escribe en este momento cuentos, libros de viaje, ensayos y, por supuesto, poesías que agrupó en el libro El éxodo y las flores del camino (1902), un compendio de intimismo y simbolismo.

Nervo fue una personalidad marcada por la búsqueda obsesiva de Dios y por la preocupación de establecer una relación con la naturaleza de corte místico trascendente. Su religiosidad le llevó a apartarse del modernismo para encontrar una vía propia teñida de panteísmo y fervor religioso, que algunos de sus coetáneos consideraron anacrónica. Su exuberancia religiosa la manifestó en obras como Los jardines interiores (1905), que anuncia libros de serena intimidad, como en En voz baja (1909), Serenidad (1914), Elevación (1917) y Plenitud (1918). Pero la obra por la que Amado Nervo es recordado y leído todavía con gran interés es La amada inmóvil (1922), publicada póstumamente, inspirada en la muerte de Ana Daillez, mujer a la que el poeta amó en vida. También escribió ensayos, como Juana de Asbaje (1910), en torno a la figura de la poetisa mexicana sor Juana Inés de la Cruz.

Desde 1905, y hasta el final de sus días, fue miembro del cuerpo diplomático, primero como secretario de la Legación mexicana en Madrid (España) y después como ministro de México en Buenos Aires (Argentina) y Montevideo (Uruguay). Nervo murió en esta ciudad y sus restos fueron conducidos a México, donde recibieron sepultura en la Rotonda de los Hombres Ilustres.


hoy he nacido
Cada día que pase, has de decirte: «¡Hoy he nacido! El mundo es nuevo para mí; la luz ... [leer completo]
amable y silencioso
Amable y silencioso ve por la vida, hijo. Amable y silencioso como rayo de luna... En tu faz, como... [leer completo]
vivir sin tus caricias
Vivir sin tus caricias es mucho desamparo; vivir sin tus palabras es mucha soledad; vivir sin tu amo... [leer completo]
muerta
¡Muerta! En vano entre la sombra mis brazos, siempre abiertos, asir quieren su imagen con ilusorio ... [leer completo]
fides
No te resignes antes de perder definitiva, irrevocablemente, la batalla que libras. Lucha er... [leer completo]
delicta carnis
Carne, carne maldita que me apartas del cielo; carne tibia y rosada que me impeles al vicio; ya ... [leer completo]
primera página
¡Oh Arcano, para subir a ti, dame la mano! Dame, noche encendida, luz; y tú dame,... [leer completo]
harmonía
Así como nos muestra sólo una faz la luna, de la propia manera no vemos más que una sola faz de... [leer completo]
noche
¡Madre misteriosa de todos los génesis, madre portentosa, muda y fiel de las almas excelsas; nid... [leer completo]
a felipe ii
Ignoro qué corriente de ascetismo, qué relación, qué afinidad impura enlazó tu tristura y mi trist... [leer completo]
en las heladas cumbres...
En las heladas cumbres del propio vencimiento, del dominio absoluto de sí mismo, radía un ... [leer completo]
un padrenuestro
Aquí fue donde el rey Luis Segundo de Baviera, sintiendo el profundo malestar de invencibles anh... [leer completo]
resolución
Alma, tienes por fuerza que alcanzar en la vida el Ideal sublime que a seguir te convida por ent... [leer completo]
a rancé, reformador de la trapa
Es preciso que tornes de la esfera sombría con los flavos destellos de la Luna, que escapa, cual... [leer completo]
esquiva
¡No te amaré! Muriera de sonrojos antes bien, yo que fui cantar maldito de blancas hostias y de n... [leer completo]
substitución
¡Cómo han envejecido tus manos! ¡Tus afiladas manos de palidez ascética! Tu rostro es toda... [leer completo]
deidad
Como duerme la chispa en el guijarro y la estatua en el barro, en ti duerme la divinidad. Tan sólo e... [leer completo]
predestinación
Grabó sobre mi faz descolorida su Mané Thecel Phares el Dios fuerte, y me agobian dos penas sin m... [leer completo]
anathema sit
I Si negare alguno que Santa María, del Dios Paracleto paloma que albea, conci... [leer completo]
de ti podrá decirse
De ti podrá decirse: «tuvo un incandescente anhelo, una gran ansia de santidad. Quería llegar ... [leer completo]
simplicitas
¡Es tan llano entenderlo todo, cuando lo oímos con humildad! ¡Es tan fácil mirarlo todo cuando s... [leer completo]
incoherencias
Yo tuve un ideal, ¿en dónde se halla? Albergué una virtud, ¿por qué se ha ido? Fui templario, ¿do e... [leer completo]
anima loquens
¡Oh, Señor! Yo en tu Cristo busqué un esposo que me quisiera; le ofrendé mis quince años,... [leer completo]
hymnus
Magnus honor, magna gloria Te adamare, omnia creata judicare transitoria. Felix anima ac beata q... [leer completo]
introito
¡Oh, las rojas iniciales que ornáis las salmos triunfales en breviarios y misales! ¡Oh, casullas... [leer completo]
si tú me dices: ¡ven!
Si tú me dices "Ven" lo dejo todo... No volveré siquiera la mirada para mirar a la mujer amada... Pe... [leer completo]
llorar ¿por qué?
¿Llorar? ¿Por qué? Este es el libro de mi dolor: lágrima a lágrima lo formé; una vez hecho, te juro... [leer completo]
¡renombre!
¡Renombre, renombre! ¿qué quieres de mi? ¡Déjame en mi sombra, tu vuelo detén, calla de tus tromp... [leer completo]
¡el don!
¡Oh! vida, ¿me reservas por ventura algún don? (Atardece. En la torre suena ya la oración.) Oh! v... [leer completo]
¡enseñame el camino!
¿Qué tiempo tienes tú para estar triste, si toda tu existencia es de los otros? Jamás bajaste al f... [leer completo]

Esta es la página 1 de un total de 4     Siguiente »»

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2014 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.