Poemas de MAROSA DI GIORGIO

Poemas » marosa di giorgio

MAROSA DI GIORGIO
Marosa di Giorgio (1936-2004). Poeta uruguaya.


Nació en Salto, Uruguay en 1936.

Publicó por primera vez en Salto, su ciudad natal, en 1954 y, a partir de allí comienza su carrera ascendente que le valieron numerosos premios y distinciones, tanto nacionales como extranjeros, entre los que se cuentan: Premios Municipales y del Ministerio de Educación y Cultura; la Beca Fulbright; Premio Internacional B´Nai B´Rith del Uruguay; Residente en la Casa del Escritor Extranjero de Saint-Nazaire, Francia; VII Festival Internacional de Medellín, Colombia; Premio La Flor de Laura de la Asociación Petrarca de Vauclusse, Francia, etc.

Escribió los siguientes libros: Poemas, Humo, Druida, Historial de las violetas, Magnolia, La guerra de los huertos, Está en llamas el jardín natal, Clavel y Tenebrario, La liebre de marzo, Mesa de esmeralda, La Falena, Membrillo de Lusana. Alrededor de 1990, estos libros fueron reeditados en Montevideo, Editorial Arca, bajo el título general de Papeles Salvajes. También su obra ha sido editada en Venezuela, México y Argentina. Su recital Diadema, que incluye poemas seleccionados de todos sus libros, lo ha realizado en Israel, Europa, Estados Unidos y algunos países suramericanos. Ha publicado también los libros de relatos eróticos: Misales y Camino de las pedrerías.


la hija del diablo se casa...
La hija del diablo se casa. No sabíamos si ir o no ir. En casa resolvieron no ir. Ella paseaba con l... [leer completo]
murciélago de fantasía
Esta noche un solitario habitante de las paredes se decidió a andar, oh, murciélago de oro y azul, b... [leer completo]
la tierra que papá compró cuando éramos niñas...
La tierra que papá compró cuando éramos niñas, quedaba frente del infierno; pero, era tan hermosa; l... [leer completo]
estoy sentada en medio de la soledad del bosque...
Estoy sentada en medio de la soledad del bosque. Los nogales –con qué precisión– acomodan sus frutos... [leer completo]
para cazar insectos y aderezarlos...
Para cazar insectos y aderezarlos, mi abuela era especial. Les mantenía la vida por mayor deleite y ... [leer completo]
al asomarme, te vi, rocío, y recordé el país de antes...
Al asomarme, te vi, rocío, y recordé el país de antes. Antes es el más hermoso país. Cuando por sobr... [leer completo]
las margaritas abarcaron todo el jardín...
Las margaritas abarcaron todo el jardín, primero fueron como un arroz dorado, luego se abrían de ver... [leer completo]
la noche volvió otra vez...
La noche volvió otra vez, La Sombra; aunque ya habían pasado cien años, bien la reconocimos. Pasó el... [leer completo]
se adelantaron en el aire como bailarinas...
Se adelantaron en el aire como bailarinas. Tenían, realmente, el pie en el aire. Vestidos amarillos,... [leer completo]
clavel y tenebrario (fragmentos)
A mi hermana Nidia ("...su nombre, Nidia, brilló en las más a... [leer completo]
al mediodía, las ásperas magnolias...
Al mediodía, las ásperas magnolias y las peras, los topacios con patas y con alas; azucenones, claro... [leer completo]
los hongos nacen en silencio...
Los hongos nacen en silencio; algunos nacen en silencio; otros con un breve alarido, un leve trueno.... [leer completo]
cuando nací había muchísimos higos...
Cuando nací había muchísimos higos. No puede ser, me diran, si era invierno y hacía frío. Sin embarg... [leer completo]
este melón es una rosa...
Este melón es una rosa, este perfuma como una rosa, adentro debe tener un ángel con el corazón y la ... [leer completo]
las flores de zapallo corren por el aire...
Las flores de zapallo corren por el aire y por la tierra como una enredadera de bengalas; mi madre l... [leer completo]
empecé a ver casas y casas...
Empecé a ver casas y casas. Y casas que estaban más allá de las casas. Que no se podían ver. Y cosas... [leer completo]
de súbito, estalló la guerra...
De súbito, estalló la guerra. No sabía si era de día o de noche. Nunca estuvo nada tan oscuro ni tan... [leer completo]
anoche realicé el retorno...
Anoche realicé el retorno; todo sucedió como lo preví. El plantío de hortensias. La Virgen —paloma d... [leer completo]
desde la medianoche de las confiterías...
Desde la medianoche de las confiterías y enfrente, con los tacos altísimos y el pelo más largo, fui ... [leer completo]
siempre salgo
Nos encontramos en el manzano. Era una noche cerrada, oscura. Me dijo: ¿Paseas? Contesté: Siempre sa... [leer completo]
era la noche de mi casamiento...
Era la noche de mi casamiento. Aunque, asombrosamente, los preparativos hubieran empezado años antes... [leer completo]
la arboleda luctuosa giraba como el mar...
La arboleda luctuosa giraba como el mar. Cayó lluvia. Sobre la calle quedaron unas piedras, chicas, ... [leer completo]
a la hora en que los robles se cierran dulcemente...
A la hora en que los robles se cierran dulcemente, y estoy en el hogar junto a las abuelas, las madr... [leer completo]
todas la muerte y la vida se colmaron de tul...
Todas la muerte y la vida se colmaron de tul. Y en el altar de los huertos, los cirios humean. Pasan... [leer completo]
está en llamas el jardín natal (fragmentos)
1 Fui desde mi casa, a la casa de los abuelos, desde la chacra de mis padres a la chacra de los a... [leer completo]
nuestros padres dijeron que iban a salir...
Nuestros padres dijeron que iban a salir, y que fuéramos nosotras a pasar el día a casa de la abuela... [leer completo]
no sé de dónde...
No sé de dónde lo había sacado mi padre —él no salía nunca—; tal vez, desde el linde mismo del campo... [leer completo]
cuando fui de visita al altar...
Cuando fui de visita al altar usé vestido de organdí celeste más largo que yo, por donde, a ratos, s... [leer completo]
Continúe en Poemas de MYRIAM MOSCONA »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2014 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.