Poemas de JAIME TORRES BODET

Poemas » jaime torres bodet

JAIME TORRES BODET
Jaime Torres Bidet (1902-1974). Escritor y político mexicano. Nació en la ciudad de México, en cuya Universidad se formó e impartió clases de literatura francesa. Vinculado al pensador mexicano José Vasconcelos, de quien fue secretario personal, a los 16 años publicó su primer libro de poemas, con el título de Fervor. Desde 1928 hasta 1931 codirigió la vanguardista revista cultural Contemporáneos, órgano de expresión del grupo literario mexicano del mismo nombre. En 1929, obtuvo el acceso a la carrera diplomática, pasando a servir, sucesivamente, en las embajadas de París, Madrid (donde, entre otros trabajos, publicó en 1929 su novela La educación sentimental y, un año después, su obra poética Destierro), Buenos Aires y Bruselas.

Sin abandonar su prolífica actividad literaria, desde 1943 hasta 1946 desempeñó el cargo de secretario (ministro) de Educación Pública, bajo la presidencia de Manuel Ávila Camacho. Secretario de Relaciones Exteriores (1946-1948) del gobierno de Miguel Alemán Valdés, fue elegido director general de la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas (UNESCO) en 1948. Tras finalizar en 1952 su mandato de seis años, y después de ser nombrado embajador mexicano de Francia, volvió a ocupar la secretaría de Educación Pública (esta vez con el presidente Adolfo López Mateos) desde 1958 hasta 1964. Entre tanto, su producción poética y ensayística continuaba dando sus frutos: Sonetos (1949) y los estudios sobre la obra de los escritores Dostoievski, Stendhal y Benito Pérez Galdós (recogidos en 1955 bajo el nombre de Tres inventores de realidad) son una buena muestra de sus publicaciones en aquellos años. En 1966, recibió el Premio Nacional de Literatura, seis años antes de su fallecimiento en la ciudad de México. Sus memorias aparecieron en seis volúmenes, que vieron la luz en 1955, 1970, 1971, 1972 y 1974, respectivamente.


dédalo
Enterrado vivo en un infinito dédalo de espejos, me oigo, me sigo, me busco en el liso... [leer completo]
nunca
Nunca me cansará mi oficio de hombre. Hombre he sido y seré mientras exista. Hombre no más: proyecto... [leer completo]
mediodía
Tener, al mediodía, abiertas las ventanas del patio iluminado que mira al comedor. Oler un olor tibi... [leer completo]
el puente
¿Cómo se rompió, de pronto, el puente que nos unía al deseo por un lado y por el otro a la dicha? ¿Y... [leer completo]
naranjas
Naranjas que caían al corral de mi casa de una casa vecina, rodando por las tapias... ... [leer completo]
la colmena
Colmena de la tarde, diálogo del vergel: la palabra es abeja, pero el silencio es miel....... [leer completo]
la noria
He tocado los límites del tiempo. Y vuelvo del dolor como de un viaje alrededor del mundo... ... [leer completo]
ambición
Nada más, Poesía: la más alta clemencia está en la flor sombría que da toda su esencia. No busques o... [leer completo]
música oculta
Como el bosque tiene tanta flor oculta, parece olorosa la luz de la luna. Como el cielo tiene tanta ... [leer completo]
ruptura
Nos hemos bruscamente desprendido y nos hemos quedado con las manos vacías, como si una... [leer completo]
agosto
Va a llover... Lo ha dicho al césped el canto fresco del río; el viento lo ha dicho al bosque y el b... [leer completo]
ahora
Ahora que las últimas cohortes incendiaron las últimas praderas, en esta soledad de mármol roto, de ... [leer completo]
la primavera de la aldea.
La primavera de la aldea bajó esta tarde a la ciudad, con su cara de niña fea y su vestido de percal... [leer completo]
méxico canta en la ronda de mis canciones
México está en mis canciones, México dulce y cruel, que acendra los corazones en finas gotas de miel... [leer completo]
lied
La mañana está de fiesta porque me has besado tú y al contacto de tu boca todo el cielo se hace azul... [leer completo]
patria
Esta piedad profunda es tierra mía. Aquí, si avanzo, lo que toco es patria: presencia donde siento a... [leer completo]
invitación al viaje
Con las manos juntas, en la tarde clara, vámonos al bosque de la sien de plata. Bajo los pinares, ju... [leer completo]
río
¡Río en el amanecer! ¡Agua en tus ojos claros! Caer —¡subir!— en lo azul transparente, casi blanco. ... [leer completo]
Continúe en Poemas de ANÓNIMO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.