Poemas de SANTA TERESA DE JESÚS

Poemas » santa teresa de jesus

SANTA TERESA DE JESÚS

SANTA TERESA DE JESÚS
(1515 – 1582)
Teresa de Ahumada nació en Ávila, el 28 de marzo de 1515. Desde sus más
breves años comenzó a sentir mística exaltación, y a los 7 años huyó de su
casa con un hermano, para ir a buscar martirio. Vuelta al hogar, a los
doce años pasó por el dolor de perder a su madre, lo que la afectó en
extremo y pareció decidir su vocación religiosa.
A los 16 años entró en el convento de Santa María de Gracia, llevada por
su padre a causa de sus malas frecuentaciones, entre ellas la de una su
prima, y de las exageradas lecturas de libros de caballerías.
El tres de noviembre de 1534, a los 19 años de edad, profesó en el
convento de la Encarnación de Ávila. Poco después cayó gravemente enferma
y su padre la llevó a baños minerales: sentía los primeros síntomas de sus
neurosis.
En 1537, en casa de su padre, sufrió un ataque de parasismo, y durante dos
años estuvo paralítica.
Curó, y durante bastantes años su fe anduvo bastante entibiada, hasta que
volvió al pasado ardor religioso por que, según dice ella, Cristo se le
apareció con airado semblante. Entonces creyó que la causa de su frialdad
provenía de su demasiado frecuente trato con seglares, y resolvió reformar
la orden del Carmelo, a la cual pertenecía, y fundar religiones de monjas
descalzas y enclaustradas. Hora era de que llegaran estas reformas, pues
la orden estaba del todo relajada. En su empresa tuvo grandes dificultades
que vencer, pero le ayudaron eficazmente una de sus hermanas, otros
parientes, varios señores piadosos y la duquesa de Alba.
Sus principales obras son en prosa: amenas unas veces, especiosas otras,
son pruebas de que la santa, que tanto se queja en ellas de su falta de
letras, era una gran estilista. En cuanto a sus poesías, fueron compuestas
en ciertos momentos de mayor ardor místico, por la que ella decía que la
Divinidad se las inspiraba. La última de las que aquí damos, el popular
soneto, es también atribuido a San Juan de la Cruz. El espíritu de este
soneto parece, en efecto, de la santa, pero su forma parece más bien de su
gran amigo. Santa Teresa murió, después de realizada su obra de reforma,
el 4 de octubre de 1582, a los sesenta y siete años.

al nacimiento de jesÚs
Hoy nos viene a redimir un Zagal, nuestro pariente, Gil, que es Dios omnipotente. Por eso nos ha sa... [leer completo]
ayes del destierro
¡Cuán triste es, Dios mío, la vida sin ti! Ansiosa de verte, deseo morir. Carrera muy larga es la de... [leer completo]
cruz, descanso sabroso...
Cruz, descanso sabroso de mi vida vos seáis la bienvenida. Oh bandera, en cuyo amparo el más flaco s... [leer completo]
para navidad
Pues el amor nos ha dado Dios, ya no hay que temer, muramos los dos. Danos el Padre a su único Hijo:... [leer completo]
alma, buscarte has en mÍ
Alma, buscarte has en Mí, y a Mí buscarme has en ti. De tal suerte pudo amor, alma, en mí te retrata... [leer completo]
en la cruz estÁ la vida
En la cruz está la vida y el consuelo, y ella sola es el camino para el cielo. En la cruz está "el S... [leer completo]
a san andrÉs
Si el padecer con amor puede dar tan gran deleite, ¡qué gozo nos dará el verte! ¿Qué será cuando vea... [leer completo]
a santa catalina martir
¡Oh gran amadora del Eterno Dios; estrella luciente, amparadnos vos! Desde tierna edad tomastes Espo... [leer completo]
pastores que velÁis
¡Ah, pastores que veláis, por guardar vuestro rebaño, mirad que os nace un Cordero, Hijo de Dios Sob... [leer completo]
en la festividad de los santos reyes
Pues la estrella es ya llegada, vaya con los Reyes la mi manada. Vamos todas juntas a ver el Mesías,... [leer completo]
a una profesa
¡Oh!, dichosa tal zagala que hoy se ha dado a un tal Zagal que reina y ha de reinar. Venturosa fue s... [leer completo]
a la circuncisiÓn
Vertiendo está sangre, ¡Dominguillo, eh! Yo no sé por qué. ¿Por qué, te pregunto, hacen dél justicia... [leer completo]
¡oh hermosura que excedÉis!
¡Oh hermosura que excedéis a todas las hermosuras! Sin herir dolor hacéis, y sin dolor deshacéis, el... [leer completo]
vuestra soy, para vos nacÍ
Vuestra soy, para Vos nací, ¿qué mandáis hacer de mí? Soberana Majestad, eterna sabiduría, bondad bu... [leer completo]
Continúe en Poemas de ANÓNIMO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.