Poemas de FRANCISCO DE RIOJA

Poemas » francisco de rioja

FRANCISCO DE RIOJA
Francisco de Rioja (1583-1659). Poeta español.

Nació en Sevilla hacia el año 1583. Si algo marcó la vida de este poeta sevillano fue su enorme amistad con el conde-duque de Olivares; quien lo nombró bibliotecario del rey Felipe IV, consejero del Tribunal de la Santa Inquisición, cronista de la corte en Castilla y canónigo de la Catedral de su ciudad natal. Como es de sospechar, fue un hombre muy respetado en su época. Su amistad llegó a tal extremo que acompañó al conde-duque en su destierro, y a la muerte de éste; volvió a Sevilla para vivir un larguísimo periodo en la anonimidad. Aún más tarde participó algo en la corte, volvió a Madrid, donde murió en el año 1659.

Perteneciente a la llamada escuela sevillana, fue un poeta original y muy cerebral, aunque a veces estallaba en pasiones. Sus pensamiento están expresados en sus poemas de una manera cuidada y refinada, consiguiendo una perfecta armonía entre la versificación y el tema a tratar. Escribió unos treinta sonetos amorosos y algunos sobre temas de carácter filosófico, cuyo tema central era la brevedad de la vida y la inestabilidad de la fortuna. Escribió obras en prosa, algunas de ellas destinadas a la defensa de su amigo, el conde-duque de Olivares. Escribió poemas a árboles y plantas, al río Guadalquivir, o a las ruinas de Atlántica e Itálica -la naturaleza, junto a las ruinas, era un tema de gran gusto para los poetas de esta escuela-. No ocultaba su afición a la arqueología.

Manejaba con gran maestría la silva, entre las que se encuentra -como más bellas- A la rosa, Al clavel, A la rosa amarilla, Al jazmín... Rioja veía en las flores un emblema de la fugacidad de las cosas humanas y, en particular, del amor, que caduca apenas ha nacido. Se le llamaba el poeta de las flores.


a la pobreza
A la pobreza Desde el infausto día que visité con lágrimas primera... [leer completo]
en tan lento resistir
En tan lento resistir i en incendio tan severo poco a la razón espero i mucho temo al ... [leer completo]
crespas, dulces, ardientes hebras de oro
Crespas, dulces, ardientes hebras de oro que ondas formáis por la caliente nieve, ¿cuándo veré s... [leer completo]
cuando te miro
Cuando te miro, ô fresno, assí al helado soplo del Aquilón, calvo la frente, i al tibio i bla... [leer completo]
al clavel
Al clavel A ti, clavel ardiente, invidia de la llama i de l'Aurora, miró al nacer más... [leer completo]
no esperes
No esperes, no, perpetua en tu alba frente, ô Aglaya, lisa tez, ni que tu boca, que al más hel... [leer completo]
no se causan mis enojos
No se causan mis enojos, ô Clori, de ajenas glorias; otras temidas victorias dan lágri... [leer completo]
a la riqueza
A la riqueza ¡Ô mal seguro bien, ô cuidadosa riqueza, i cómo a sombra d... [leer completo]
quiero mi grave tormento
Quiero mi grave tormento en silencio padecer, pues assí usurpa el temer la fuerça al at... [leer completo]
de febo apolo el claro ardiente rayo
De Febo Apolo el claro ardiente rayo ya muda l'alta nieve en tibias ondas del más helado i rig... [leer completo]
almo, divino sol
Almo, divino Sol, que en refulgente carro sacas i ascondes siempre el día, i otro i el mismo ... [leer completo]
este que ves
Este que ves, ô güésped, vasto pino, útil sólo a la llama ya en el puerto, selva frondosa un... [leer completo]
cuando entre luz i púrpura aparece
Cuando entre luz i púrpura aparece l'alba, i despierto, ¡ai, triste!, i miro el día i no hallo... [leer completo]
a don juan de fonseca i figueroa
A don Juan de Fonseca i Figueroa Ya la hoja que verde ornó la frente desta s... [leer completo]
salve
¡Salve, ô mancebo, flor de la hermosa llama qu'enciende i cerca el puro cielo!, cuanto menos qu... [leer completo]
marchite
Marchite, ¡ô nunca!, frío i cano yelo de tus labios la dulce i blanda rosa, do las Gracias, ... [leer completo]
queriendo pintar un pintor
Queriendo pintar un pintor la figura de Apolo en una tabla de laurel. Mancho el p... [leer completo]
otro tiempo profundo
Otro tiempo profundo i dilatado te vi correr, ô sacro Esperio río, i ya te ciñe el abrasado est... [leer completo]
yo acabaré
Yo acabaré, infelice, en el ondoso golfo que ensaña i turba el viento airado, pues en nevoso... [leer completo]
aunque pisaras
Aunque pisaras, Fili, la sedienta arena qu'en la Libia Apolo enciende, sintieras, ¡ai!, que ... [leer completo]
ai, amarilla selva
¡Ai, amarilla selva, que desnuda yazes, i en cano i yerto humor cubierta, cómo tu hórrida faz ... [leer completo]
passa, tirsis
Passa, Tirsis, cual sombra incierta i vana este nuestro vivir i, como nieve al tibio rayo, de... [leer completo]
ya del sañudo bóreas el nevoso
Ya del sañudo Bóreas el nevoso soplo cessó, ¿el triste ivierno elado, dando passo, al divi... [leer completo]
sube, frondosa vid, i en estendido
Sube, frondosa vid, i en estendido ramo corona la desnuda frente deste infelice povo, que al ... [leer completo]
corre con albos pies al espacioso
Corre con albos pies al espacioso Océano, veloz Tarteso río, assí no ciña el abrasado estío ... [leer completo]
náufraga onda
¡Náufraga onda, i cómo leda frente tuya, mientra ocio fácil posseía, otra vez me a engañad... [leer completo]
menoba, que con turbia
Menoba, que con turbia i alta frente buelas veloz al gran Tarteso río, horrible a fuerça del pluv... [leer completo]
claro i tranquilo el mar me conduzía
Claro i tranquilo el mar me conduzía a que sulcara su profundo seno, i apena entré, cuando ... [leer completo]
almo, divino sol
Almo, divino Sol, que en refulgente carro sacas i ascondes siempre el día, i otro i el mismo ... [leer completo]
lánguida flor de venus
Lánguida flor de Venus, que ascondida yazes, i en triste sombra i tenebrosa, verte impiden la fa... [leer completo]
Continúe en Poemas de ANÓNIMO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2014 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.