Poemas de JOSÉ ANTONIO DAVILA

Poemas » jose antonio davila

JOSÉ ANTONIO DAVILA

LA FECUNDA, pero breve vida de José Antonio Dávila está rodeada
de intensas experiencias, aguda inteligencia y sensibilidad,
asiduas lecturas, buenos amigos, grandes amores, poesía,
música, arte y nostalgia...

Después de finalizar sus estudios de medicina en 1924, y su
especialización en Urología, que terminó en 1926, en el estado
de la Florida, al año siguiente, con tan sólo 27 años, su vida
quedó marcada por el signo inexorable de la muerte.

En 1930 regresó a su tierra natal y fue testigo de unos años
de efervescencia política y cultural de gran intensidad en
Puerto Rico. Por momentos, pareció recuperarse de su terrible
enfermedad [tuberculosis] y trabajó como médico en Humacao,
Bayamón, Naguabo y San Juan.

El poeta-médico, de mirada penetrante, finos ademanes y figura
esbelta, es un hombre que sabe cultivar amigos. Son frecuentes
las tertulias, las declamaciones poéticas y la buena oratoria.
En ese periodo vivió momentos de febril actividad creadora que
le rindieron excelentes frutos. El padre Juan Vicente Rivera
Viera (1884-1953), también poeta y escritor, era uno de sus
mejores amigos. Entre ambos era frecuente el diálogo y la
comunicación epistolar sobre poesía, arte, filosofía y crítica
literaria.

José Antonio Dávila durante sus años en búsqueda de su
recuperación en diferentes ciudades de los Estados Unidos,
tiene tiempo para leer, traducir, reflexionar y escribir.

De sutil inteligencia, atesoraba una cultura oceánica. Regresó
a su amada patria junto con sus familiares, y en su querido
Bayamón vivió en su casita de enfermo, que él llamaba "Sancto
Sanctorum", lugar de recogimiento, tertulia y soledad bajo la
sombra de un frondoso flamboyán.

En 1940 el Ateneo Puertorriqueño publicó su libro Vendimia
que, de acuerdo con José A. Balseiro:

"Con este libro la literatura puertorriqueña puede ufanarse de
merecer nuevas albricias. Y en la lírica Hispanoamericana
fulgura otro nombre distinguido: José Antonio Dávila". El
laureado escritor no sólo se destacó como poeta, también
escribió prosa y como crítico literario se preocupó por la
cultura nacional puertorriqueña.

En 1940, con la publicación del libro Juegos y canciones
infantiles de Puerto Rico de María Cadilla de Martínez, J.A.
Dávila señaló lo siguiente:

...se nos negó la enseñanza de nuestra propia historia y
se nos apretujó el esófago intelectual con una dieta de
tradiciones forasteras designadas a reemplazar las
tradiciones hispanoisleñas que, por ley natural y
coherencia histórica, teníamos derecho a y necesidad
de aprender...

J.A. Dávila escribió para las principales revistas y
periódicos del país. Colaboró en Alma Latina, La Revista del
Ateneo Puertorriqueño, El Mundo, El Imparcial, el Puerto Rico
Ilustrado y La Correspondencia de Puerto Rico. Después de su
muerte, se publicaron Almacén de Baratijas (1942) Motivos de
Tristán (1957) y Poemas (1964), con un prólogo de Laura
Gallego.

cuando me vaya
Cuando me vaya, escóndeme en tus ojos: tras esas silenciosas amplitudes de tus mirares hondos y trig... [leer completo]
residuos
Ya tú no importas, ni tu amor conmueve, Ni yo soy en tus días la emoción dulce y leve que como brisa... [leer completo]
Continúe en Poemas de ANÓNIMO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2014 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.