Tríptico amargo - Poemas de JORGE ANTONIO DORE

Poemas » jorge antonio dore » triptico amargo

Tríptico amargo

I                                             
Cuba es más que dolor, Cuba es demanda         
de justicia, es un nudo en la conciencia       
que prueba nuestra fe y nuestra paciencia,     
una rebelde llaga que se agranda;             
es el espejo frío y malogrado                 
que antaño reflejaba el infinito               
en el que hoy se proyecta el turbio mito       
de un héroe que no es otro que el malvado.     
Definitivamente, Cuba es duelo,               
campana enronquecida, y es suspiro             
que desgarra el pulmón de nuestras almas       
y que nos lleva a reinventar el cielo         
con persistentes sueños de zafiro             
y la visión de un noble edén de palmas.       
                                               
II                                             
Nuestra espera es tenaz y dolorosa             
pero nos hace imaginar el día                 
en que al fin cesará la apostasía             
y el muerto será libre de su fosa.             
Cuba saldrá del fango renovada,               
blanca, roja y azul, llena de espuma           
como un barco surgido de la bruma             
que descubre una idílica ensenada.             
Martí será Martí sin tintes falsos,           
la patria será madre y no verdugo             
y Cristo será Rey, no fugitivo.               
Quedarán de recuerdo los cadalsos,             
y será un reto, al deshacer el yugo,           
volver a la paloma y al olivo.                 
                                               
III                                           
Bajen a Cuba de la cruz, que es hora           
de liberar al puelo sometido,                 
del mal, la humillación y el alarido           
y entronizar la lumbre sin demora.             
Saquen los negros clavos de sus manos,         
Saquen  los negros clavos de sus pies         
porque hay que devolverles, justo es,         
la dignidad a todos los cubanos.               
Hagamos una zafra portentosa                   
para reivindicar en cada caña                 
el azúcar que hoy sabe a sangre y duelo;       
y tras restituir la blanca rosa,               
desterremos la sombra y la cizaña             
y rescatemos nuestro amado suelo.             

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2022 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.