Poemas de CINTIO VITIER

Poemas » cintio vitier

CINTIO VITIER
Cintio Vitier (1921- ). Nació en Cayo Hueso, EE.UU., 1921.

Es la gran figura de la crítica erudita cubana. Señor de una poesía que es de las más complejas de nuestras letras, y dueño de una prosa que es pura delicia y fiesta de aciertos. Renovador de la novelística nacional, sutil y lúcido explorador de sensibilidades. Es un gran conocedor de la obra de José Martí. Parcelar a Vitier es empequeñecerlo porque hay que decir que es uno de los escritores cubanos más significativos de todos los tiempos.

En sus versos, Vitier recorre un camino que va de la conciencia de la poesía a la poesía de la conciencia. Muchos de sus poemas se ocupan de la poesía misma y fue esta la que lo condujo a los problemas de la poética. Hacia los años 70, se abre en su poesía una toma de conciencia de la realidad, en la que la experiencia colectiva se suma o se cruza con los problemas íntimos.

Obras Principales:

Novelas: De Peña Pobre (1980), Los Papeles de Jacinto Finalé (1984), Rajando la leña está (1986)

Ensayos: Lo cubano en la poesía (1958), Temas Martianos —en colaboración con Fina García Marruz— (1969 y 1982), Crítica sucesiva (1971), Ese sol del mundo moral (1975), Rescate de Zenea (1987), Crítica cubana (1988)

Poesía: Vísperas (1953), Testimonios (1968), La fecha al pie (1981), Nupcias (1993).

la jerigonza
Queríamos vivir ocultos, ser harapientos héroes, usar el idioma como un trapo tenebroso que esconde ... [leer completo]
ultimo epitalamio
Pero si al cabo vienes, despojada de tus flores nupciales, a la hora en que el mundo hasta el fondo ... [leer completo]
canto llano (i, x, xii, xiii, xx, xxiii)
I Puedo ser polvo en el polvo y alzarme como la luz con esto me bastaría si no me miraras tú. Puedo ... [leer completo]
la profesora
Cuando tocábamos el tiembre al fondo del corredor inerte, se oían sus tacones por el cuarto como en ... [leer completo]
no me pidas
No me pidas falsas colaboraciones, juegos del equívoco y la confusión: pídeme que a mi ser lo lleve ... [leer completo]
palabras a la aridez
No hay deseos ni dones que puedan aplacarte. Acaso tú no pidas (como la sed ... [leer completo]
amor
Si vieras en qué playa te he querido y en qué estrella te ocultas invencible, qué acentos de mi voz ... [leer completo]
ausencia
Qué oculta esta palabra o reverencia irónica al desdén que la provoca, gusto que niega todo lo que t... [leer completo]
demolición
Al fin se consumó, después de tantas perfecciones tan equívocas, de tanta precaución y cálculo, prob... [leer completo]
el niño inmóvil (campesina)
Y así calladamente contra el humo del arroz en el cuarto que el sinsonte tornasola, miré tus grandes... [leer completo]
de mi provincia
Vuelve la tarde cuando el niño polvoriento se echa al río y suena su peso en las nubes como un fresc... [leer completo]
la mesa
Esta mesa que construyó mi abuelo para mi padre joven, guarda cosas dispersas de mi alma, versos, pr... [leer completo]
doble herida
Este ir de la vida a la escritura y volver de la letra a tanta vida, ha sido larga, redoblada herida... [leer completo]
oculto
Oculto he sido y acunado por el mar cual si estuviera mi madre en otro iris, alhaja inmóvil de trist... [leer completo]
sellada vigilia (ii)
Que yo estaré soñando, dormido centinela de una tarde profunda en olor a lejanía, ojo de extraña tri... [leer completo]
la sala del pobre
La sala del pobre gigantesca, nocturna y decorada por manos tan seniles que ya tocan el brocado pers... [leer completo]
faltabas tú, poeta...
Para Antonio Guerrero Faltabas tú, poeta. La injusticia no podía omitirte en su venganza: ella sabe ... [leer completo]
a la poesía
¿Vienes menos cada vez, huyes de mí, o es que estamos entrando en tu silencio —el pedregal, la luz— ... [leer completo]
otro
Nunca estoy conmigo. Otro. El otro, por dentro, afuera, entre, despertando olvido. Voy y vengo, desc... [leer completo]
sellada vigilia
I En aquella ciudad morada y mustia los mulos del carbón, los níveos pescadores escanciaban la form... [leer completo]
la casa
Ah de mi casa, este navío a tumbos siempre en el mismo sitio navegando quién sabe hacia qué luces y ... [leer completo]
el convaleciente
La noche extiende su dominio puro de estrella por mi sanagre aparecida como un árbol oscuro: ya no e... [leer completo]
cola
Detrás de él va un niño que lleva un suéter rojo que va detrás de un viejo que tiene un sombrerito, ... [leer completo]
cántico nuevo
Este libro no es tanto de poesía como de conciencia. Sus versos resultan duros y desabridos pero di... [leer completo]
sellada vigilia (i)
En aquella ciudad morada y mustia los mulos del carbón, los níveos pescadores escanciaban la forma s... [leer completo]
el niño
Después del aromático aguacero ya no iremos por dulce a la bodega, ni saldremos corriendo hasta la s... [leer completo]
doble herida
Este ir de la vida a la escritura y volver de la letra a tanta vida, ha sido larga, redoblada ... [leer completo]
Continúe en Poemas de ANÓNIMO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.