Poemas de AGUSTÍN LABRADA AGUILERA

Poemas » agustin labrada aguilera

AGUSTÍN LABRADA AGUILERA

Agustín Labrada Aguilera.- Nació en Holguín, Cuba, en 1964.
Estudió la licenciatura en educación (con especialidad en literatura y
español) en el Instituto Superior Pedagógico "Enrique José Varona", de La
Habana, y un diplomado de literatura en la Sociedad General de Escritores de
México.
Entre 1988 y 1992, trabajó -en la Casa del Joven Creador situada en la
Habana Vieja- como coordinador nacional de la Sección de Literatura de la
Asociación Hermanos Saíz de Jóvenes Escritores y Artistas de Cuba.
Desde febrero de 1992 reside en México, donde se ha dedicado al periodismo y
la promoción cultural, y coordina el Premio Internacional de Poesía "Nicolás
Guillén", destinado a los poetas caribeños de lengua española.
Es autor de tres poemarios que se nombran: La soledad se hizo relámpago
(1987), Viajero del asombro (1991), y La vasta lejanía (2000); así como de
la antología de poesía amorosa cubana: Jugando a juegos prohibidos (1992.)
Ha publicado también los libros de periodismo cultural Palabra de la
frontera (1995), con el que se inicia formalmente la crítica literaria en
Quintana Roo, y Más se perdió en la guerra (2000), de temas artísticos,
literarios e históricos.
Poemas suyos figuran en 16 antologías publicadas en Cuba, México, Venezuela
y Francia, como: Un grupo avanza silencioso, Poesía 1990, Poetas cubanos
actuales, La eterna danza, Anuario 1994, Poésie Cubaine 1980-2000.
Textos periodísticos y literarios suyos han aparecido en numerosas
publicaciones de América Latina, Estados Unidos y Europa como: La Gaceta de
Cuba, Casa del tiempo, La Habana Elegante, La cultura en México.
Como periodista, ha cubierto distintos eventos internacionales en México, y
ha entrevistado a numerosas personalidades de la cultura. Es miembro del
consejo editorial de la revista Tropo a la uña y editor de la revista Río
Hondo.
Ha ofrecido lecturas de poemas y conferencias de literatura y periodismo
cultural en espacios culturales y académicos de Cancún, Guadalajara,
Tijuana, Ciudad de México, Managua, Varna, Santiago de Cuba, Mérida, y La
Habana.
En breve, verán la luz su antología de la joven poesía cubana (autores
nacidos entre 1971 y 1981) Moneda nacional; y el libro de entrevistas con
escritores relevantes de México y Cuba titulado: Un paseo por el Paraíso.

no existe más oasis que tu cuerpo
Mientras dura el relámpago, ardemos lluviosos en su aroma que ilumina tu cama hasta volverla un bote... [leer completo]
la negra melodía
No volveré hasta mi calle azul, mi antigua novia, la negra melodía que recompone el alma. Nunca podr... [leer completo]
el poema de norma
He cruzado esta isla como fiesta de pobre y creo en sus prodigios, pero toda la angustia cae dormida... [leer completo]
la niña escapa en tres venados hacia el fuego
La niña escapa en tres venados hacia el fuego, no la sueñes junto a esas márgenes celestes. Tú había... [leer completo]
di nombre a un astro
Di nombre a un astro y oscureció mi pez como ese lirio, negro para su estirpe, frágil ante los soles... [leer completo]
primer poema del viaje
Errar en los códigos que atravesaste soñando como ángel, no justifica tu piedad por los años baldíos... [leer completo]
el rastro de los ángeles
¿Quién tiene el as de oro?, ¿quién la ruta precisa donde darán las buenas noches sin que la barra el... [leer completo]
alucinantes muros
Entre mi padre y yo está la guerra, aunque a veces las balas sean este silencio, un silencio que hie... [leer completo]
asi justificamos el terror
Uno se bebe el cielo cuando atardecen las ciudades, se desliga del mito y tensa otra figuración de l... [leer completo]
nadie alcanzó jamás esta mañana...
Nadie alcanzó jamás esta mañana sin desgarrarse en ocres despedidas, cada fortuna esconde sus herida... [leer completo]
pecados y serpientes
Ninguna foto eterniza los minutos más dulces y prohibidos que prohibidas mujeres tatuaron en mi cuer... [leer completo]
me abraza entre sus cuervos la llovizna
Hay este jueves en mi sangre un retorno al almendro en cuyas hojas aún fondean sin mí las carabelas,... [leer completo]
isla mujeres
Aquí el mar violenta sus azules contra los arrecifes y se siente un dolor de lejanías. Los náufragos... [leer completo]
palomas electrónicas
Es mi pantalla un puerto, adonde arriban con frutas los mensajes. Ellos traen rumores de amigos que ... [leer completo]
inventarme en el vacío
En la balanza, otros ojos definirán mi luz y mi tiniebla. Mi propia nobleza fue la espada enemiga y ... [leer completo]
monólogo de gonzalo guerrero
Ya no advierto la espuma si al besar mi canoa bifurca mis destinos en el agua, ni el agua que ha ten... [leer completo]
círculo y utopía
De falda en falda se trenza nuestra huida, porque la libertad se alisa con el miedo, y muy contados ... [leer completo]
espadas insaciables
Flotan sobre Itaca toda mi oscuridad y mi fulgor: espadas insaciables que me vencen y cantan. Tras s... [leer completo]
qué brújula del diablo
Cuando se llega por fin a lo soñado, abatido bajo el polvo de esos mundos, tiende a abismarse nuestr... [leer completo]
para una foto sepia
Desgarra un vals las farolas del muelle donde imagino: mi madre en la pradera, tras la línea del éxo... [leer completo]
segundo poema del viaje
Recordarás el viaje en un tiempo difícil, donde la tempestad no fue del todo fiel a sus poderes. A l... [leer completo]
yo vivía en el centro de un lago
Yo vivía en el centro de un lago. En un extremo lloraban los vencidos, en la otra margen se iba fund... [leer completo]
la paz entigrecida
Miro en el charco la tarde en que me entierran y reverdece la paz entigrecida en torno a mi cad... [leer completo]
antes veía los astros
Detrás de nuestros vidrios todos acertamos la doble faz de las épocas. Pienso en el destierro dentro... [leer completo]
no vine de la guerra
No vine de la guerra, nadie lloró por mí al conjurar los actos del aciago linaje con que se van los ... [leer completo]
con el viento y la suerte
Se extiende mi voz, alfanje hacia su noche, hiere las máscaras, se anilla entre los libros y alumbra... [leer completo]
el fin de la avenida está en el sable...
El fin de la avenida está en el sable de Calixto García, que a caballo se aquieta con la espuma. Yo ... [leer completo]
tercer poema del viaje
En casa esperaron las noticias del viaje. Mis cartas eran un falso testimonio cuando dejé escaparse ... [leer completo]
si se acercara el fin
Junto al cementerio toca una banda municipal, las efigies de sus músicos labran una oración bajo la ... [leer completo]
viendo caer el tiempo
A José Martí Viendo caer el tiempo, la alameda devuelve tus pasos como fin de la imagen, ahora... [leer completo]
Continúe en Poemas de LOURDES GIL »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.