Poemas de JOSÉ ÁNGEL BUESA

Poemas » jose angel buesa

JOSÉ ÁNGEL BUESA

José Ángel Buesa nació el 2 de septiembre de 1910. En Cruces, ciudad de la
antigua provincia de Las Villas, ahora Cienfuegos, Cuba.
Es un poeta romántico con un claro tono de melancolía a través de toda su obra
poética, que es primordialmente elegíaca. Se le ha llamado el "poeta enamorado".
Ha sido considerado como el más popular de los poetas en la Cuba de su época. Su
popularidad se debía en gran parte a la claridad y profunda sensibilidad de su
obra. Muchos de sus poemas han sido traducidos al inglés, portugués, ruso,
polaco, japonés y chino. Otros muchos han sido musicalizados o recitados en unos
40 discos de larga duración. Fue también novelista y escritor de libretos para
la radio y la televisión cubanas, también fue director de célebres programas
radiales en las estaciones RHC-Cadena Azul y CMQ, ya inexistentes
Incursiona en la poesía desde los 7 años de edad, que es cuando empieza a
escribir sus primeros versos. En la época de su adolescencia se muda a
Cienfuegos a continuar sus estudios en el Colegio de los Hermanos Maristas. La
gente, los cañaverales, y todo el medio ambiente de Cienfuegos, ejerce un
embrujo en el alma del poeta y éste empieza a plasmar en sus versos la magia del
paisaje que lo rodea. Aún joven, se traslada a la Habana, donde se incorpora a
los grupos literarios existentes en aquel entonces, y empieza a publicar sus
libros.
Sus principales obras son: La fuga de las horas (1932), Misas paganas (1933),
Babel (1936), Canto final (1936), Oasis, Hyacinthus, Prometeo, La Vejez de Don
Juan, Odas por la Victoria y Muerte Diaria (todas de 1943), Cantos de Proteo
(1944), Lamentaciones de Proteo, Canciones de Adán (ambas de 1947), Poemas en la
Arena, Alegría de Proteo (ambas de 1948), Nuevo Oasis y Poeta Enamorado (1949).
Su libro Oasis (1943) se reeditó en más de 26 ocasiones, así como Nuevo Oasis.
Sus libros se agotaban tan pronto salían. Se dice que de un poema suyo fueron
los primeros versos que se oyeron en la televisión cubana en el año 61.
Catalogado por algunos críticos como poeta menor, cursi y fácil, no obstante
podría afirmarse que ningún poeta cubano, ha hecho mejor gala del
neo-romanticismo americano.
Buesa se ve obligado a abandonar su país (Cuba) para empezar una penosa
peregrinación por varios países, España, Islas Canarias, El Salvador, y
finalmente Santo Domingo (Republica Dominicana). Los últimos años de su vida los
vivió en el exilio, y se dedicó a la enseñanza, ejerciendo como catedrático de
literatura en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña en la República
Dominicana, donde murió el 14 de agosto de 1982.

canción de la espera
Espero tu sonrisa y espero tu fragancia por encima de todo, del tiempo y la distancia. ... [leer completo]
cuarteto del transeunte
Sonríe, jardinera, si en el surco te inclinas y buscas el secreto profundo de las rosas no piense... [leer completo]
de pie bajo la lluvia
Así estás todavía de pie bajo la lluvia, bajo la clara lluvia de una noche de invierno. De pie bajo ... [leer completo]
poema para el crepúsculo
I Hora de soledad y de melancolía en que casi es de noche y casi no e... [leer completo]
soñar
Soñar es ver la vida de otro modo, y es olvidar un poco lo que realmente es, un sueño es casi n... [leer completo]
canción del amor prohibido
Solo tu y yo sabemos lo que ignora la gente al cambiar un saludo ceremonioso y frío, porque nadie so... [leer completo]
acuérdate de mí
Cuando vengan las sombras del olvido a borrar de mi alma el sentimiento, no dejes, por Dios, borra... [leer completo]
así, verte de lejos
Así, verte de lejos, definitivamente. Tu vas con otro hombre, y yo con otra mujer. Y sí que como el ... [leer completo]
mi corazón se siente satisfecho
Mi corazón se siente satisfecho de haberte amado y nunca poseído: así tu amor se salva del olvido ig... [leer completo]
respuesta al poema de la culpa
Señor, yo soy el otro que también la quería, y vengo a confesarme, porque la culpa es mía. ... [leer completo]
se deja de querer
Se deja de querer, y no se sabe por qué se deja de querer: Es como abrir la mano y encontrarla vacía... [leer completo]
poema del secreto
Puedo tocar tu mano sin que tiemble la mía, y no volver el rostro para verte pasar. Puedo apretar mi... [leer completo]
poema de la espera
Yo sé que tú eres de otro y a pesar de eso espero. Y espero sonriente porque yo sé que un día como e... [leer completo]
respuesta al poema de la culpa (ella)
Señor, yo no soy digna siquiera de rogarte: mi corazón ignora la palabra del arte. ... [leer completo]
poema para olvidarte
Amar -nadie lo ignora- viene a ser como un juego: el juego de dos almas y el juego de dos vidas. Y h... [leer completo]
poema de la desposada
Buena suerte muchacha. Lucirás muy bonita, con el velo de novia y el ramo de azahar, pero sin el... [leer completo]
el nombre olvidado
Voy andando en el tiempo de otro día, alma sin nombre, nombre en el olvido; te ví en un sueño y te h... [leer completo]
canción al olvido
Aquel amor que se nos fuera no lo debemos recordar: Árbol que muere en primavera ya nunca vue... [leer completo]
elegía lamentable
Desde este mismo instante seremos dos extraños por estos pocos días, quién sabe cuántos años... Yo s... [leer completo]
soneto con sed
Leyendo un día un libro, de repente, hallé un ejemplo de melancolía, un hombre que callaba y son... [leer completo]
elegía por nosotros
Erguida en tu silencio y en tu orgullo, no sé con que señor que te enamora, comentas a manera d... [leer completo]
soneto (de félix arvers)
Nadie conoce mi amor secreto: no lo conoce ni quien lo inspira; y es tan humilde que a nada asp... [leer completo]
la copa de diamante
Tal vez por un capricho mas triste que galante cuente un día una historia que casi no es de amor Ta... [leer completo]
epílogo
Di que mi amor ha muerto de una forma habitual, aunque tú, por la espalda, le clavaste un puñal. ... [leer completo]
el amigo
No envidiéis mi alegría, mi salud ni mi canto; no envidiéis lo que sueño, ni envidiéis lo que digo... [leer completo]
los potros
Las riendas de mi vida las sujetan tus manos, y aunque impacientes piafan mis potros- mis instinto... [leer completo]
poema del libro
Entre todos mis libros, es éste el que prefiero éste que un día dejé a medio leer lo cerré de re... [leer completo]
madrigal de la lluvia de abril
Ya no sé bien el sitio ni la hora, ni por qué fuiste mía, ni por qué te perdí. Sé que llovía com... [leer completo]
la dama de la rosa
Los que vieron la dama luciendo aquella rosa que era como el fragante coágulo de una llama, no supie... [leer completo]
variante de una canción antigua
En el tronco de un árbol voy a grabar tu nombre pero con mi capricho, vulgarmente galante, dejaré... [leer completo]

Esta es la página 1 de un total de 5     Siguiente »»

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.