Poemas de VICENTE ALEIXANDRE

Poemas » vicente aleixandre

VICENTE ALEIXANDRE

VICENTE ALEIXANDRE
(1898 – 1984)
Nació en Sevilla en 1898. A los dos años es trasladado a Málaga, en donde
transcurrió su niñez. A los doce años se fue a vivir a Madrid con su
familia. Estudia derecho e intendencia mercantil en Madrid y ejerce la
docencia en este campo en la Escuela Superior de Comercio de la misma
ciudad. Fue miembro de la Real Academia Española a partir de 1949. Formó
parte de los poetas denominados de la Generación del ’27, con García
Lorca, Cernuda, Guillén, Salinas y otros. En 1934 obtuvo el Premio
Nacional de España y en 1977, el Premio Nobel de Literatura. Delicado
siempre de salud, muere en 1984.
Su obra está muy influida por el surrealismo. En su poesía,
consiguientemente, destacan metáforas visionarias, a veces con imágenes
cósmicas, muy originales. Usa casi siempre el versolibrismo. Generalmente
hablando podría decirse que la poesía de Aleixandre se hace "difícil",
sobre todo hacia el final de su producción.
Los críticos suelen destacar tres etapas en su obra poética: la primera,
en que domina la negación y el pesimismo. Una angustia existencial, típica
de la filosofía de ese tiempo. Comienza su surrealismo a hacer
incursiones. Una segunda fase en donde se destaca la visión cósmica y
telúrica. Deja la soledad existencial y enfatiza la solidaridad humana,
pero a base de la unión con el cosmos. Deja de lado casi por completo el
surrealismo, haciéndose más comprensible su poesía. Y termina con una
época más bien de reconstrucción, de vuelta a la niñez y juventud,
añorando ambas ante la finalidad de la existencia.
Después de una larga vida enfermiza, muere en Madrid a la edad de ochenta
y seis años.

la hermanilla
Tenía la naricilla respingona, y era menuda. ¡Cómo le gustaba correr por la arena! Y se metía en el ... [leer completo]
niÑez
Giro redondo, gayo, vertiginoso, suelto, sobre la arena. Excusas entre los tiernos fresnos. Sombras.... [leer completo]
el cuerpo y el alma
Pero es más triste todavía, mucho más triste. Triste como la rama que deja caer su fruto para nadie.... [leer completo]
el aire
Aún mas que el mar, el aire, más inmenso que el mar, está tranquilo. Alto velar de lucidez sin nadie... [leer completo]
al colegio
Yo iba en bicicleta al colegio. Por una apacible calle muy céntrica de la noble ciudad misteriosa. P... [leer completo]
el mÁs pequeÑo
Es el más pequeño de todos, el último. Pero no le digáis nada; dejadle que juegue. Es más chico que ... [leer completo]
el niÑo raro
Aquel niño tenía extrañas manías. Siempre jugábamos a que él era un general que fusilaba a todos sus... [leer completo]
en el lago
Por la ciudad callada el niño pasa. No hacen ruido las voces, ni los pasos. Es un niño pequeño en su... [leer completo]
el viento
Se ha de ver en tus manos el viento, anclado en tus dedos, alzarse y prenderte. De llama en tu pelo ... [leer completo]
el niÑo muriÓ
¿Quién sufre? Pasé de prisa. ¿Quién se queja? Y me detuve. La choza estaba oscura. Y la voz: "¿Quién... [leer completo]
el visitante
Aquí también entré, en esta casa. Aquí vi a la madre cómo cosía. Una niña, casi una mujer (alguien d... [leer completo]
la clase
Como un niño que en la tarde brumosa va diciendo su lección y se duerme. Y allí sobre el magno pupit... [leer completo]
la rosa
Yo sé que estás aquí en mi mano te tengo, rosa fría. Desnudo el rayo débil del sol te alcanza. Huele... [leer completo]
nombre o soplo
Mi nombre fue un sonido por unos labios. Más que un soplo de aire fue su sueño. ¿Sonó? Como un beso ... [leer completo]
la selva y el mar
Allá por las remotas luces o aceros aun no usados, tigres del tamaño del odio, leones como un corazó... [leer completo]
el vals
Eres hermosa como la piedra, oh difunta; Oh viva, oh viva, eres dichosa como la nave. Esta orquesta ... [leer completo]
juventud
Estancia soleada. ¿A dónde vas, mirada? A estas paredes blancas, clausura de esperanza. Paredes tec... [leer completo]
el campo
Mañana vieja. Filosofía. Nueva mirada hacia el cielo viejo. Con mi mano los hilos recogidos a un pun... [leer completo]
forma
Menudo imprime el pie la huella de los dedos sobre la arena fina, que besa el largo viento. Levánta... [leer completo]
Continúe en Poemas de ANÓNIMO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.