Poemas de SALVADOR DÍAZ MIRÓN

Poemas » salvador diaz miron

SALVADOR DÍAZ MIRÓN

Salvador Díaz Mirón (1853-1928)
Nació en el puerto de Veracruz (Estado de Veracruz), el 14 de diciembre de 1853.
Estudio en dicha ciudad y en Jalapa. Hijo del periodista y político que fuera
gobernador de su estado, Manuel Díaz Mirón, siguió los pasos de su progenitor,
pero con fuerte inclinación hacia las letras.A los 14 años se inició en el
oficio de periodista. Ya para 1874 era reconocido como poeta. De hecho su obra
se divide en tres etapas: la primera de 1874 a 1892; la segunda de 1892 a 1901;
y la tercera de 1902 a 1928. La primera etapa se enmarca en la corriente del
romanticismo, y a ella corresponden obras como Oda a Víctor Hugo, Gloria, Voces
interiores, Ojos verdes y Redemptio, entreotras. En 1874 fueron incluidas
algunas de sus piezas literarias en la antologíatitulada El Parnaso Mexicano. En
1876, cuando escribía el periódico El Pueblo, fue deportado a Nueva York,
Estados Unidos por razones políticas. A su regreso, colaboró para diversas
publicaciones y dirigió El Veracruzano, que era propiedad de su padre, El
Diario, El Orden y El Imparcial. En 1878 representó al Distrito de Jalancingo en
la legislatura de Veracruz. En 1884 va como diputado al Congreso de la Unión y
actúa valiente y brillantemente con la minoría independiente. En 1892, en
vísperas de las elecciones generales, mata en legítima defensa a Federico
Wólter. Es absuelto después de más de cuatro años de reclusión. Se radica en
Jalapa. En 1904 vuelve como diputado al Congreso de la Unión. En 1910 es
desaforado y puesto en prisión por haber atentado contra la vida del diputado
Juan C. Chapital. Al triunfar la revolución contra Porfirio Díaz es puesto en
libertad. En 1912-13 es director del Colegio Preparatorio de Jalapa. Bajo el
general Victoriano Huerta dirige el diario "El Imparcial" en la ciudad de
México; poco antes de la caída de este gobierno es exiliado a Europa. En la
segunda etapa de su producción, publicó en Estados Unidos (1895) y el París
(1900) su libro Poesías. Un año después, en Xalapa, publica Lascas, obra
considerada su principal libro, que contenía un total de 40 poesías inéditas. A
este período corresponden piezas literarias como: El fantasma, Paquito, Nox, A
Tirsa, A una araucaria, Claudia e Idilio, entre otras. Después de una corta
estancia en Santander (España) se radica en La Habana (Cuba) en donde enseña
francés, Historia Universal y Literatura. El presidente Carranza autorizó su
regreso al país y la restitución de sus bienes. En 1921 rehusa una pensión que
le ofreció el gobierno del presidente Obregón; y en 1927 declina el homenaje
nacional que organizaba un grupo de scritores. El mismo año es nombrado director
del Colegio Preparatorio de Veracruz. El 12 de junio de 1928 muere en el puerto
de Veracruz. El 14 del mismo mes se trae su cadáver a México D.F. para darle
sepultura en la Rotonda de los Hombres Ilustres, por acuerdo del presidente de
la República. De la última etapa del trabajo poético de Salvador Díaz Mirón,
sólo se conocen 24 piezas, aunque la realidad es que su producción fue mucho
mayor y él mismo pensaba reunirla en varios libros que nunca publicó. Los
peregrinos, Al buen cura, A un profeta, La mujer de nieve, A un pescador y El
ingenioso Hidalgo, son sólo algunas de las poesías que se conocen de este
período.

la oraciÓn del preso
¡Señor, tenme piedad, aunque a ti clame sin fe! ¡perdona que te niegue o riña y el ara tienda con bo... [leer completo]
dones fatidicos
Palma, no te enorgullezcas de superar en altura a los laureles y almendros sobre cuyas copas triunfa... [leer completo]
a un pescador
En buen esquife tu afán madruga, el firmamento luce arrebol; grata la linfa no tiene arruga; la blan... [leer completo]
cintas de sol
I La joven madre perdió a su hijo, se ha vuelto loca y está en su lecho, eleva un brazo, descubre un... [leer completo]
paquito
Cubierto de jiras, Al ábrego hirsutas Al par que las mechas Crecidas y rubias, El pobre chiquillo Se... [leer completo]
a una araucaria
¡Bien hayas, himno verde, que sublimas en estrelladas y soberbias rimas triunfante numen, y a cantar... [leer completo]
asonancias
Sabedlo, soberanos y vasallos, próceres y mendigos: nadie tendrá derecho a lo superfluo mientras alg... [leer completo]
rimas
El día con su manto de vívidos colores, inspira cosas dulces: la risa y la ilusión. Entonces la mira... [leer completo]
un jornalero
Lírica gracia exorna y ennoblece ¡oh proletario! Tu mansión mezquina: el tiesto con la planta que fl... [leer completo]
beatus ille...
¡Oh paz agreste! ¡Cuánto a quien se acoge a ti brindas provecho! ¡Con qué divino encanto llenas de o... [leer completo]
dea
Recio y amplio edificio, que no brilla Por la elegancia y el primor del arte. Fue convento y capilla... [leer completo]
ojos verdes
Ojos que nunca me veis, por recelo o por decoro, ojos de esmeralda y oro, fuerza es que me contemplé... [leer completo]
entre dos lentes
(En un establecimiento fotográfico) Bruno el sombrero que a lucir campea Con alto moño y superior pl... [leer completo]
a la seÑorita sofia martinez
Traigo por la cadena un bello tigre hircano Que a tu neurosis, harta de júbilos de miel, Inspira un ... [leer completo]
avernus
El recio astur, que se reputa Claro y puro y tenaz como un diamante; Y ella una montañesa, -diminuta... [leer completo]
a tirsa
¡Ah! ¿Qué mucho que al Sol que subía se plagiara en divino esplendor alma en quieto remanso la mía, ... [leer completo]
pardas o grises
Pardas o grises, donde no musgosas, Tres tapias; y cuadrando el vergelillo, Reja oculta en verdor fl... [leer completo]
Ópalo
A la vieja necrópolis me arrimo; y en el tumulto del desborde rimo la postrera canción, no conforme ... [leer completo]
claudia
Con hermana y cuñado veranea En quinta señoril, sobre un ribazo, Asiento y gracia de salubre aldea. ... [leer completo]
a la seÑorita julia zarate
En la Venus de Médicis el arte Previó cuanto hay en ti, menos la túnica. Irreprochable desnudez impa... [leer completo]
lance
Es un viejo borracho que me provoca, que me cierra el camino y al diablo evoca, recio, locuaz, inmun... [leer completo]
pepilla
Como viste ropaje tan leve, ne da pesadumbres, pues el filtra y enseña vislumbres de la carne de ros... [leer completo]
in hoc signo...
(Canción para mi hija Rosa.) Cautivo un gorrión estaba, Y de un astro se prendó; Y en su música decí... [leer completo]
como tenue labor
Como tenue labor, hecha con vaga Nieve ideal por manos de chicuelos, Y que lenta fusión merma y estr... [leer completo]
¡audacia!
Basta de timidez. La gloria esquiva Al que por miedo elude la pelea Y con suspiros lánguidos rastrea... [leer completo]
Continúe en Poemas de ANÓNIMO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.