Poemas de SALOMÉ UREÑA DE HENRÍQUEZ

Poemas » salome urena de henriquez

SALOMÉ UREÑA DE HENRÍQUEZ

SALOMÉ UREÑA DE HENRÍQUEZ
(1850 – 1897)
Nació en Santo Domingo. Fue poeta y pedagoga. Todavía se le considera como
la figura central de la poesía lírica dominicana de mediados del siglo XIX
y también innovadora de la educación femenina en su país.
Fue hija del también escritor y preceptor Nicolás Ureña de Mendoza. Sus
primeras lecciones las tomó de su madre Gregoria Díaz. Más tarde su padre
la llevó de la mano en la lectura de los clásicos, tanto españoles como
franceses. Debido a ello, la joven Salomé alcanzó una educación y
formación intelectual y literaria que ayudaría a codearse con el mundo
literario de su país a los quince años. Se casó con el escritor, médico y
abogado Francisco Henríquez y Carvajal.
A los 20 años casó con Don Francisco Henríquez y Carvajal. Les nacieron
cuatro hijos: Francisco, Pedro, Max y Camila Henríquez Ureña. Su tercer
hijo, Max, llegaría a ser una de las lumbreras humanísticas más destacadas
de la América Hispana en el siglo XX.
Alentada por su esposo, en 1881 instituyó en la Isla el primer centro
femenino de enseñanza superior, nombrado Instituto de Señoritas. A los
cinco años de su iniciación, se diplomaron las primeras seis maestras
normales.
Publicó sus primeros poemas a la edad de 17 años. Su estilo nítido y
espontáneo se manifiesta muchas veces lleno de ternura, como ocurre en El
Ave y el Nido, en otras se vuelve trágico, como En horas de angustia y
otras veces su verso se torna viril y patriótico como en A la Patria y en
Ruinas. La poetisa cantó a su patria, a su panorama hermoso, a sus hijos,
a su esposo, a las flores, a la isla misma, como ocurre en La llegada del
invierno.
Murió relativamente joven a la edad de 47 años, debido a la tuberculosis.

a mi madre
Aquí, a la sombra tranquila y pura con que nos brinda grato el hogar, oye el acento de la ternura qu... [leer completo]
el cantar de mis cantares
Cuando los vientos murmuradores llevan los ecos de mi laúd con los acentos de mis amores resuena un ... [leer completo]
angustias
(A mi esposo, ausente en Europa) Torna a morir el sol. Así pasando van de tu ausencia los terribles ... [leer completo]
melancolÍa
Hay un ser apacible y misterioso que en mis horas de lánguido reposo me viene a visitar;. yo le cuen... [leer completo]
tristezas
(A mi esposo ausente) Nuestro dulce primogénito, que sabe sentir y amar, con tu recuerdo perenne vie... [leer completo]
¡padre mÍo!
Muda yace la alcoba solitaria donde naciste a la existencia un día, do, desdeñando la fortuna varia,... [leer completo]
amor y anhelo
Quiero contarte, dueña del alma, las tristes horas de mi dolor; quiero decirte que no hallo calma, q... [leer completo]
sueÑos
En horas gratas, cuando serena reposa el alma libre de afán, y el aura amena pasa, de agrestes rumor... [leer completo]
quejas
Te vas, y el alma dejas sumida en amargura, solitaria, y mis ardientes quejas, y la tímida voz de mi... [leer completo]
sombras
Alzad del polvo inerte, del polvo arrebatad el arpa mía, melancólicos genios de mi suerte. Buscad un... [leer completo]
caridad
Pasó la tempestad.. . ¡Emprende el vuelo como el ave del área, espíritu de amor y de consuelo! Que y... [leer completo]
las horas de angustia
(En la enfermedad de mi segundo hijo) Sin brillo la mirada, bañado el rostro en palidez de muerte, c... [leer completo]
en el nacimiento de mi peimogÉnito
(A mi esposo) ¡Levántate, alma mía, por el materno amor transfigurada, y a los confines del espacio ... [leer completo]
Continúe en Poemas de ANÓNIMO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.