Poemas de JOSÉ HIERRO

Poemas » jose hierro

JOSÉ HIERRO
José Hierro (1922-2002 ). Poeta español, formó parte de la primera generación poética tras la Guerra Civil española.

Nacido en Madrid en 1922, santanderino de adopción. Por graves dolencias pulmonares, murió en Madrid en diciembre de 2002.

José Hierro es uno de los poetas más representativos de las décadas de los años cuarenta y cincuenta. Fundador de la revista Proel, ha recibido los siguientes premios: Premio Adonais por su obra Alegría (1947), Premio Nacional de Poesía (1953), Premio de la Crítica (1958 y 1965), Premio Príncipe de Asturias (1981) y Premio Cervantes (1998). Entre sus libros de poesía figuran Tierra sin nosotros (1946), Con las piedras, con el viento (1950), Quinta del 42 (1953), Estatuas yacentes (1954), Cuanto sé de mí (1957) y Libro de las alucinaciones (1964). También es autor del libro en prosa Quince días de vacaciones y del texto filosófico Problemas del análisis del lenguaje moral (1970).

Su obra se caracteriza por reflexionar sobre lo sencillo, sin excesivas preocupaciones estéticas, en la línea de Blas de Otero o Gabriel Celaya, aunque se nota la influencia de Gerardo Diego. Hierro se inició con una temática reivindicativa testimonial que poco a poco fue haciéndose más existencial. En 1980 se editó una Antología que recogía su obra, más algunos poemas inéditos. En 1991 publicó Agenda y en 1998, tras siete años de silencio, Cuaderno de Nueva York, "obra cumbre de la poesía de finales de siglo&cuot;, según el académico Fernando Lázaro Carreter.


fe de vida
Sé que el invierno está aquí, detrás de esa puerta. Sé que si ahora saliese fuera lo hallaría todo m... [leer completo]
cuaderno de nueva york (sólo materia de sombras)
Sólo materias de sombras, criaturas de la noche, nubes espectrales, seres dolorosamente informes, vi... [leer completo]
caballero de otoño
Viene, se sienta entre nosotros, y nadie sabe quién será, ni por qué cuando dice nubes nos llenamos ... [leer completo]
junto al mar
Si muero, que me pongan desnudo, desnudo junto al mar. Serán las aguas grises mi escudo y no habrá q... [leer completo]
caballero de otoño
Viene, se sienta entre nosotros, y nadie sabe quién será, ni por qué cuando dice nubes nos llenamos ... [leer completo]
réquiem
Manuel del Río, natural de España, ha fallecido el sábado once de mayo, a consecuencia de un acciden... [leer completo]
cae el sol
Perdóname. No volverá a ocurrir. Ahora quisiera meditar, recogerme, olvidar: ser hoja de olvido y so... [leer completo]
la casa
Esta casa no es la que era. En esta casa había antes lagartijas, jarras, erizos, pintores, nubes, ma... [leer completo]
reportaje
(Caminos exteriores que otros andan) Aquí está el tiempo sin símbolo como agua errante que no modela... [leer completo]
epitafio para la tumba de un héroe
Se creía dueño del mundo porque latía en sus sentidos. Lo aprisionaba con su carne donde se estrella... [leer completo]
la lección de anatomía de rembrandt-tulp
Los tiempos cambian, Rembrandt. No es preciso romper el coco: no hay que ser violento. Cójase a un v... [leer completo]
para un esteta
Tú que hueles la flor de la bella palabra acaso no comprendas las mías sin aroma. Tú que buscas el a... [leer completo]
recuerdo del mar
¡Cómo te agitas bajo nubes grises, lámina fina de metal de infancia! ¡Cómo tu rabia, corazón de nieb... [leer completo]
oraciones (pasado)
Le mendiant s′assied sur le bord du chemin. Lamartine Ahora que vuelve a ser ... [leer completo]
noviembre (1952)
Frente a la playa desierta, oyendo caer la lluvia, es como si hubiera vuelto a llorar sobre mi t... [leer completo]
luna
Pandereta de siglos para dormir al hombre preso en el corazón mudo del universo. Media manzana de or... [leer completo]
lo que vi (nombrar perecedero)
Supuesto que sueño fue, no diré lo que soñé: lo que vi, Clotaldo, sí. Calder... [leer completo]
noche cerrada
Cuántas estrellas tendrá el mar esta noche… Cuántas olas, cuántas almas en pena, cuántos verdores qu... [leer completo]
he ido desenterrando
He ido desenterrando todos mis muertos: sombras compañeras, latidos sin música, corona de manos y de... [leer completo]
la aventura
Buscas los días. Desandas el viejo camino. Dices: "Fue aquí..., por aquí..." Buscas los días. Te afe... [leer completo]
despedida del mar
Por más que intente al despedirme guardarte entero en mi recinto de soledad, por más que quiera bebe... [leer completo]
trébol
Puesto ya el pie en el estribo con las ansias de la muerte mi despedida te escri... [leer completo]
epitafio para la tumba de un poeta
Toqué la creación con mi frente. Sentí la creación en mi alma. Las olas me llamaron a lo hondo. Y lu... [leer completo]
plaza sola
Qué sosiego volver, hablarte, abrazarte con mis miradas, besarte la boca de tiempo dónde el polvo se... [leer completo]
mundo de piedra
Se asomó a aquellas aguas de piedra. Se vio inmovilizado, hecho piedra. Se vio rod... [leer completo]
llegada al mar
Cuando salí de ti, a mí mismo me prometí que volvería. Y he vuelto. Quiebro con mis piernas tu seren... [leer completo]
a orillas del east river (ii)
Yo ya no lloro, excepto por aquello que algún día me hizo llorar: los aviones que proclamaban que to... [leer completo]
el buen momento
Aquel momento que flota nos toca con su misterio. Tendremos siempre el presente roto por aquel mo... [leer completo]
presto
De todos los que vi (se sucedían fatalmente), de todos los que vi, todos aquellos que solicita... [leer completo]
cuaderno de nueva york (la mano es la que recuerda)
La mano es la que recuerda. Viaja a través de los años, desemboca en el presente siempre recordando.... [leer completo]

Esta es la página 1 de un total de 2     Siguiente »»

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.