Poemas de JULIO HERRERA Y REISSIG

Poemas » julio herrera y reissig

JULIO HERRERA Y REISSIG
Julio Herrera y Reissig (1875-1910). Poeta uruguayo. Iniciado en un tardío romanticismo, con obras juveniles de escasa significación, a la vuelta del siglo empieza a evolucionar hacia las propuestas simbolistas y parnasianas, abiertas en la poesía de la lengua española por Rubén Darío. Así constituye uno de los núcleos modernistas de América del Sur, en torno a su tertulia de la Torre de los Panoramas, que funcionaba en el altillo de su propia casa montevideana. Desde entonces se erige como una de las referencias del modernismo junto con el argentino Leopoldo Lugones, el boliviano Ricardo Jaimes Freyre y el mexicano Salvador Díaz Mirón. De tales fechas (1900-1902) datan sus poemarios Las pascuas del tiempo y Los maitines de la noche , que ya perfilan sus preferencias: un lenguaje suntuoso, con muchas reminiscencias del barroco, referencias cósmicas y eróticas, figuras simbólicas próximas al hermetismo y con resonancias esotéricas, así como una imaginería visionaria desbordante.

La madurez de su poesía será conocida, en buena parte, de modo póstumo, en las dos series de sonetos de Los éxtasis de la montaña y las dos simétricas de Los parques abandonados . En ellas domina un humor melancólico, teñido de figuraciones galantes, que recuerdan al Lugones de la etapa intermedia. En otros textos, como Las clepsidras y La torre de las esfinges , se juega por la exploración interior, basada en visiones de sueño y aún de pesadilla, en las que asoman intuiciones panteístas. El perfil del artista modernista, atormentado, solitario y profético, lo lleva a extremos de investigación expresiva en las que se han visto, posteriormente, formas anticipadoras de las vanguardias y el surrealismo. También ha dejado curiosas meditaciones en prosa, que sirven para establecer una teoría poética en la que se advierte la culminación y liquidación del modernismo y el anuncio de nuevas tendencias literarias.



amor sádico
Ya no te amaba, sin dejar por eso de amar la sombra de tu amor distante. Ya no te amaba, y sin embar... [leer completo]
claroscuro
En el dintel del cielo llamó por fin la esquila. Tumban las carrasqueñas voces de los arrieros que ... [leer completo]
la novicia
Surgiste, emperatriz de los altares, esposa de tu dulce Nazareno, con tu atavío vaporoso, lleno de p... [leer completo]
el enojo
Todo fue así: Sahumábase de lilas y de heliotropo el viento en tu ventana; la noche sonreía a tus pu... [leer completo]
color de sueño
Anoche vino a mí, de terciopelo; sangraba fuego de su herida abierta; era su palidez de pobre muerta... [leer completo]
la siesta
No late más un único reloj: el campanario, que cuenta los dichosos hastíos de la aldea, el cual,... [leer completo]
la fuga
Temblábamos al par... En el austero desorden que realzaba tu hermosura, acentuó tu peinado su negrur... [leer completo]
rendición
Evidenciaban en moderna gracia tu fina adolescencia de capullo, el corpiño y la falda con orgullo ce... [leer completo]
los carros
Mucho antes que el agrio gallinero, acostumbra a cantar el oficio de la negra herrería, husmea e... [leer completo]
la estrella del destino
La tumba, que ensañáse con mi suerte, me vio acercar a vacilante paso, como un ebrio de horrores, qu... [leer completo]
solo verde-amarillo para flauta, llave de u
Virgilio es amarillo y Fray Luis Verde. (Manera de MALLARMÉ) (Andante) Úrsula punza la boyun... [leer completo]
el camino de las lágrimas
Citándonos, después de oscura ausencia, tu alma se derretía en largo lloro, a causa de quién sabe qu... [leer completo]
la reconciliación
Alucinando los silencios míos, al asombro de un cielo de extrañeza; la flébil devoción de tu cabeza ... [leer completo]
la noche
La noche en la montaña mira con ojos viudos de cierva sin amparo que vela ante su cría; y como si as... [leer completo]
la flauta
Tirita entre algodones húmedos la arboleda... La cumbre está en un blanco éxtasis idealista; y ... [leer completo]
la velada
La cena ha terminado: legumbres, pan moreno y uvas aún lujosas de virginal rocío... Rezaron ya.... [leer completo]
luna de miel
Huyó, bajo sus velos soñadores, la tarde. Y en los torvos carrizales zumbaba con dulzuras patriarcal... [leer completo]
la granja
Monjas blancas y lilas de su largo convento, las palomas ofician vísperas en concilio, y ante... [leer completo]
el sauce
A mitad de mi fausto galanteo, su paraguas de sedas cautelosas la noche desplegó, y un lagrimeo de e... [leer completo]
la violeta
Y una violeta llenó el alma de la tarde. Morían llenos de clamor los sotos, y érase en aquel rincón ... [leer completo]
la gota amarga
Soñaban con la Escocia de tus ojos verdes, los grandes lagos amarillos; y engarzó un nimbo de esplen... [leer completo]
el regreso
La tierra ofrece el ósculo de un saludo paterno Pasta un mulo la hierba mísera del camino y la m... [leer completo]
el ángelus
Salpica, se abre, humea, como la carne herida, bajo el fecundo tajo, la palpitante gleba; al ritm... [leer completo]
la zampoña
Lux no alisa el corpiño, ni presume en la moña; duda y calla cruelmente, y en adustos hastíos s... [leer completo]
las campanas solariegas
Infelix o semper, oves, pecus... Virgilio La muerte del pastor B... [leer completo]
la última carta
Con la quietud de un sincope furtivo, desangróse la tarde en la vertiente, cual si la hiriera repent... [leer completo]
la escuela
Bajo su banderola pertinente, la escuela bate con aleluyas de gorrión lugareño; y chatos de m... [leer completo]
berceuse blanca
A ti, Julieta, a ti. I Adorad a la Virgen en su amable santuario, junto al lecho en que velan ... [leer completo]
el suspiro
Quimérico a mi vera concertaba tu busto albar su delgadez de ondina, con mística quietud de ave mari... [leer completo]
las arañas del augurio
La sed jamás saciada que hace infinito el sueño... Yo sé que sus pupilas sugieren los misterio... [leer completo]

Esta es la página 1 de un total de 3     Siguiente »»

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.