Poemas de JOSÉ DE DIEGO Y BENITEZ

Poemas » jose de diego y benitez

JOSÉ DE DIEGO Y BENITEZ
José de Diego y Benítez (1866-1918). Abogado, poeta, periódista, ensayista, orador y político.

Nació en Aguadilla, Puerto Rico, el 16 de abril de 1866 y fallecido en Nueva York el 16 de julio 1918. Fué gran defensor del idioma español y de la cultura puertorriqueña; lo llamaban «EL Caballero de la Raza».

Cursó la enseñanza primaria en Mayagüez y el bachillerato en el Colegio Politécnico de Logroño, ciudad española en la que fue miembro del comité Republicano Progresista y donde dio a conocer sus primeros versos a través de la publicación La semana cómica. Por este tiempo (1885) publicó en el periódico El progreso de Madrid un poema en que criticaba la situación política imperante en su patria; debido a ello fue encarcelado. Desde Logroño también colaboró en otras publicaciones de la capital de España y en las puertorriqueñas El buscapiés y El palenque de la juventud.

En 1886 regresó a la Isla y poco después conoció a la joven Carmen Echevarría de quien se enamoró. Fruto de ese amor frustrado por la oposición de los padres de la joven es el poema A Laura. Regresó a España a continuar la carrera de Derecho en la Universidad de Barcelona. Por motivos de salud tuvo que abandonar dichos estudios y regresar a Puerto Rico. Posteriormente, concluyó la carrera de abogado (1891) y el doctorado en Derecho (1892) en la Universidad de La Habana.


Ocupó los siguientes cargos: fiscal en el juzgado de Primera Instancia en Arecibo, subsecretario de Gracia, Justicia y Gobernación y luego magistrado de la Real Audiencia Territorial de Puerto Rico (durante el breve gobierno autonómico, 1898), fiscal y presidente de la audiencia de Mayaguez (1899), miembro del Consejo Ejecutivo (1900) y de la Cámara de Delegados (1903-1917), que presidió a partir de 1907 hasta que se creó la Cámara de Representantes (1917), que también presidió hasta su muerte. Fue cofundador y presidente del Partido Unionista (1914), del cual se separó dos años después, cuando el partido pretendió posponer el reclamo de independencia para Puerto Rico. A su labor como legislador se debe la aprobación de leyes en favor del obrero y el campesino puertorriqueño y el establecimiento del Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas, hoy Recinto Universitario de Mayaguez. Defendió la enseñanza obligatoria en español en las escuelas de la isla. En 1915 viajó a Santo Domingo y Cuba en busca de apoyo para el proyecto de la Unión Antillana. Fue profesor de Derecho Romano, presidente del Ateneo Puertorriqueño y de la Sociedad de Escritores y Artistas, miembro de la Real Academia Hispano-Americana de Cádiz, miembro de la Academia Internacional de la Historia de París así como de otras entidades importantes de la época.

Entre lo más destacado de su obra poética se encuentra los libros Pomarrosas (1904), Jovillos, Coplas de estudiantes (1916) y Cantos de pitirre (publicado póstumamente en 1949). Murió en 1918 en Nueva York a donde había viajado en busca de remedio para la gangrena que sufría desde hacía varios años.

amor rimado
¿Cartitas a ml en verso? ¡Vade retro! Es forzado el amor en verso escrito y no estaría bien que e... [leer completo]
a laura
Elegía Laura mía: ya sé que no lo eres; mas este amor, que ha sido flor d... [leer completo]
pajaro verde
Había en España un convento rural, donde un fraile estuvo, en éxtasis santo, diez años oyendo ... [leer completo]
al guaraguao
Guaraguao, que giras en círculos negros de hondas espirales. Guaraguao largo y obscuro, ... [leer completo]
rayos de luna
Aquí, en el mar insomne, cual mi anhelo, busco la paz, el sueño busco en vano... su fulgor lanza l... [leer completo]
en la cumbre
I Estoy en pie en la cumbre: absorta queda, fija en el precipicio la mirada... [leer completo]
tu nombre
Dulce es tu nombre en nuestro dulce idioma; suena en las preces del fervor cristiano, y es verso e... [leer completo]
fuerzas irresistibles
Cantando va la Musa de la Tierra, cantando va la audaz locomotora, que difunde, con voz atronad... [leer completo]
avatar
I Palidece el sol latino... y un eco de angustia suena, como en desierto que atr... [leer completo]
sombra
Sombra lejana de un frenesí, antigua sombra que viene y va, pensaba en ella, cuando la vi, pálid... [leer completo]
maria de pacheco
Aun flotaba, en la atmósfera sangrienta de los batidos campos de Castilla, el último suspiro de P... [leer completo]
de mi vida
Prendido lo vi cuando estaba el carpintero el nido trabajando con su agudo puñal y era un ronco... [leer completo]
aguadjlla
Desde la bahía. De las selvas y las ondas se alza el pueblo en el regazo, junto a... [leer completo]
arte poetica
A una coqueta Una leyenda, tu azarosa vida; tu espíritu voluble, una dolora; ... [leer completo]
la borinqueÑa
¿Qué alma, llorando su infeliz destino dentro del himno popular se agita, al ascender la música i... [leer completo]
amor niÑo
Hay muchos que se figuran que el amor no más existe para los hombres de veinte y las mujeres d... [leer completo]
dios provee
Mirad las aves del cielo, como no siembran ni siegan, ni allegan en alelíes y nues... [leer completo]
el "ojo de agua"
Con los rumores de su eterno coro, brota la fuente de la peña dura ... ¡el "Ojo de Agua" que... [leer completo]
el "canto de las piedras"
Hay un sitio en las costas de Aguadilla al pie de una montaña de granito y a poco trecho del l... [leer completo]
¡pitirre!
Cada guaraguao tiene su pitirre. (Adagio Puertorriqueño) Una cruz... [leer completo]
Continúe en Poemas de ANÓNIMO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1    

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.