Poemas de GABRIEL BOCÁNGEL

Poemas » gabriel bocangel

GABRIEL BOCÁNGEL

Gabriel Bocángel y Unzueta (Madrid, 1603 - ibídem, 1658) fue un poeta y
dramaturgo español del Siglo de Oro.
Nació en Madrid y tuvo como padre a un médico de la familia
real de orígenes genoveses (su abuelo, boticario y cambista, emigró en tiempos
de Carlos V a Toledo desde Génova, y allí se dedicó a los negocios, sobre todo
de exportación de lana), Nicolás Bocángel o Bocangelino, y Teresa de Unzueta y
Ribera, casados el 25 de abril de 1588 en Toledo. Estudió en esta ciudad, donde
residía la mayor parte de su familia genovesa, y Alcalá de Henares. Dominaba el
español, el italiano y el latín. Desde 1629 desempeñó el cargo de bibliotecario
del infante y cardenal Don Fernando de Austria, hermano del rey, y otros
diversos elevados puestos. En 1638 el rey le nombró cronista real, y fue también
contador. De su pluma salieron pues escritos sobre fiestas, bautizos y otros
acontecimientos destacados de la Corte, como por ejemplo La fiesta real y votiua
de toros que a honor de San Iuan Bautista celebrò Madrid, a 6 de Iulio de 1648
(Madrid: por Vicente Aluarez de Mariz, 1648). Participó en varios concursos o
certámenes literarios, de los muchos habidos en ese tiempo. Como dramaturgo, fue
el primero en introducir música en el drama, haciéndolo así el precursor lejano
de las zarzuelas. Debido a esto, el rey Felipe IV le concedió una pensión
vitalicia. Destaca especialmente su pieza El emperador fingido, publicada veinte
años después de su muerte y de la que se hicieron tres ediciones, todas a su
nombre, aunque se discute su atribución. En cuanto a sus poemas, pueden
dividirse en dos grandes grupos, profanos y sagrados. Entre los primeros cultivó
la fábula mitológica con piezas como la dedicada a Hero y Lenadro, pero también
cultivó la lírica amorosa dedicando un pequeño cancionero petrarquista a una tal
Filis, integrado por una catorcena de sonetos.
Publicó las Rimas y prosas (Madrid, 1627) y La lira de las Musas (1635),
colección de su poesía completa dedicada al cardenal-infante don Fernando, de
quien fue bibliotecario.

en la fiesta de santo tomás de aquino
¿De dónde venís, Tomás? Ya sé que del mundo no, que es desengaño, aunque patria, decir que de aquí n... [leer completo]
en la fiesta de la huida a egipto del niño jesús con su santa madre
Tan cobarde valentía no la creyera de Vos, y que un hombre, y hombre y Dios, huir de un hombre podía... [leer completo]
a la conversión de un pecador
Señor, estoy de vos tan alcanzado, cuando el discurso al contemplar permito, que, aunque me habéis s... [leer completo]
segunda columna o metáfora de la vida
Segunda columna o metáfora de la vida y de la muerte de la Reina Nuestra Señora Nace en el suelo la... [leer completo]
amante que desmiente la pretensión que se juzga por su llanto
Lloro, Filis, mas es sin apariencia, que sé dolerme, mas quejarme ignoro. Lloro hacia el corazón: se... [leer completo]
la pólvora montañas de humo explica
La pólvora montañas de humo explica en ambos campos, y, suspenso, Marte tres veces fue neutral. Al f... [leer completo]
hallándose en su amor obstinado a muchos desengaños
Pastor mal afortunado, diligente pero necio, si en mieses de desengaños no has cogido un escarmiento... [leer completo]
retrato de su majestad por martínez montañés, esculpido en barro
Ya el polvo no es rüina, sino aliento. Ya lo inmortal de lo mortal se fía. Aquí paro en acierto la p... [leer completo]
una señora
Una señora, viuda encontró impensadamente un retrato de su amado esposo de quien le quedaron felices... [leer completo]
suenan parches y pífanos asordan
Suenan parches y pífanos asordan; rotas, forman las picas voz espesa; balas de sacres las trincheras... [leer completo]
miente, oh sacrílego error
Miente, oh sacrílego error, tu intento obstinado y ciego. ¿Cómo ha de morir de fuego quien supo nace... [leer completo]
hirió una dama con una escopeta
Hirió una dama con una escopeta a un pájaro que bajó a sus manos Amante ruiseñor que das al viento ... [leer completo]
ya de euclides los círculos emprende
Ya de Euclides los círculos emprende; ya las líneas de Jáuregui dibuja; la solfa apura, la vihuela p... [leer completo]
el sol de las dos águilas bohemias
El sol de las dos águilas bohemias sus haces planta, diestro, audaz y fuerte. Óyense de Weimar altas... [leer completo]
persuadiendo a un amigo
Persuadiendo a un amigo que no haga juicio del pecho de su dama por los desdenes exteriores Aunque ... [leer completo]
a una señora dama de palacio, un día que salió en la procesión de las palmas
Salió dividido el sol en dos azules estrellas; y, contra la ley del día, se vio un oriente en dos pu... [leer completo]
conocimiento de un riesgo superior, que aun es osadía el temerle
Cómo me huelgo, pastores, de que haya sabido el alma cómo se pagan delitos de mirar deidades altas. ... [leer completo]
argumento del retrato panegírico
Viendo España la pérdida temprana de Carlos, que hoy los astros acrecienta, a deidad memoriosa se la... [leer completo]
al túmulo del doctor nicolás bocángel
Al túmulo del doctor Nicolás Bocángel, mi señor y padre, médico de cámara de Su Majestad y de la ser... [leer completo]
cual huye al bosque incauto conejuelo
Cual huye al bosque incauto conejuelo, a sombra del cañón, del miedo alado, el escuadrón süeco elige... [leer completo]
de polvo y sangre y de sudor teñido
De polvo y sangre y de sudor teñido, gracias a Dios, a España da pendones. Triunfa cortés y expende ... [leer completo]
bosquejo de una dama de muchos méritos
Aquí de Antandra, pastores, pero no me socorráis, que en quien muere tan dichoso es grosera la pieda... [leer completo]
retrato de una dama que, por bella y entendida, se equivocaba lo insigne
Anarda va de retrato; no es valor, sino licencia, que de plumas de tus alas se arme un pincel que te... [leer completo]
deposición amante de su rendimiento
Cautiváronme dos ojos, como Dios hizo un Argel y, sin tener ley alguna, quieren que guarde su ley. ... [leer completo]
como excede entre rojos arreboles
Como excede entre rojos arreboles el sol, que los educa de la tierra, los olimpos de acero o español... [leer completo]
un mar de ciencias el cincel figura
Un mar de ciencias el cincel figura, donde el ingenio es Palinuro sabio. Ya los reinos político, men... [leer completo]
trasciende a flandes
Trasciende a Flandes, y al real pasaje, hidra del Septentrión, Weimar se ofrece, animada ponzoña del... [leer completo]
es de copia marcial cualquiera cuerno
Es de copia marcial cualquiera cuerno en fortaleza y sitio, altivo y alto. El príncipe del Tajo da e... [leer completo]
ya, consumado en fuerzas
Ya, consumado en fuerzas, le dirige el Júpiter fraterno a empresas grandes. Al franco, al belga, al ... [leer completo]
witemberg, franconia, el palatino
Witemberg, Franconia, el Palatino, la Colonia, Maguncia, el Rin y el Meno superados, termina el real... [leer completo]

Esta es la página 1 de un total de 2     Siguiente »»

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.