Poemas de BARTOLOMÉ LEONARDO DE ARGENSOLA

Poemas » bartolome leonardo de argensola

BARTOLOMÉ LEONARDO DE ARGENSOLA
Bartolomé Juan Leonardo de Argensola (1561-1531). Poeta español.

Nació en Barbastro el 26 de agosto de 1561 y murió en Zaragoza el 4 de febrero de 1631. Literario, perteneciente a la misma generación de don Luis de Góngora (1561) y Lope de Vega (1562). Parece ser que se graduó de bachiller en Zaragoza, y en 1579 escribió su primer poema, un elogio de la Divina, y varias poesías de Fray Jaime Torres, una de las pocas composiciones que se imprime con su permiso.

Pasó después a estudiar Derecho Canónico a la Universiudad de Salamanca (desde 1581 a 1584) donde pudo conocer a fray Luis de León, tan enamorado de los clásicos como él mismo, y a F. Sanchez de la Brozas. Desde muy joven es elogiado por Cervantes en el Canto de Galiope de la Galatea (1585), junto con su hermano Lupercio. Hacia 1584-1586, los dos hermanos fueron protegidos por Fernando de Aragón, Duque de Villahermosa, e intervinieron en las famosas alteraciones aragonesas de 1591-1592, agrabadas por la huida de Antonio Perez.

Al morir el Duque de Villarhermosa, Bartolomé pasó a servir a la Emperatriz María ( 1592 a 1603), viviendo en Madrid, aunque no aparece muy vinculado a los círculos literarios de la Corte, porque le interesaba más lo erudito e histórico y puramente artesano. Por esas fechas debió de comenzar a escribir la Conquista de las islas Malucas. En agosto de 1603, al ser nombrado don Pedro de Castro Virrey de Nápoles, ofreció la secretaría a su hermano Lupercio y otro puesto a Bartolomé, aunque no sabemos cual.

En Nápoles fundaron la Academia de Ociosos, en la que dedicó la sesión del 29 de Marzo de 1613 a honrar la memoria de Lupercio, muerto unos días antes. Bartolomé fue nombrado cronista del Reino de Aragón, cargo que desempeñaba su hermano. Antes de volver de Zaragoza, pasó a Roma, donde conoció a Galileo. Con alguna breve escapada a Madrid, Bartolomé vivió en Zaragoza, con pocas inquitudes y con ocio suficiente para retocar sus poemas y escribir los Anales.

Murió en 1631, no sin recomendar antes a su sobrino Gabriel Leonardo que recogiese todos sus papeles, los cuales guardó para sí y su entretenimiento sin que se esparcieran y fueran a manos ajenas. Bartolomé resistió siempre la tentación de publicar su obra, limado con exquisito cuidado, y que fué muy copiada en el siglo XVII, a juzgar por los manuscritos que han llegado hasta hoy, Gabriel publicó los poemas con el título "Rimas Lupercio y del doctor Bartolome Leonardo de Argensola" (Zaragoza 1634).

romance lírico
¡Oh qué soberanas lumbres dispensan cándidos rayos, y entre soñolientas luces el sol sale p... [leer completo]
a una dama que desdeñaba un paje suyo, con quien estaba amancebada
Pues tú con tanta propiedad desdeñas ese paje que es todo tu apetito, miente de cualquier cos... [leer completo]
a felipe cuarto, que entró en un convento de monjas y le ayudó el patrón
Qué mucho que en tus lámparas, oh Vesta, la casta luz tus vírgines desamen, si en una tiene conc... [leer completo]
lo que merece nombre de esperanza...
Lo que merece nombre de esperanza nace de causa de esperar dudosa, si se espera sin ella, y fe ... [leer completo]
mi afecto...
Mi afecto, Amor, me acometió con brío, mas no pudo rendirme a tu obediencia, ni la exterior belda... [leer completo]
a una dama que sin beber vino ni tener negros los dientes le olía mal la boca, señal de poca castidad
Si nunca Baco y siempre fuente viva para tus labios su licor ofrece, y de apariencia artifici... [leer completo]
hoy el nefando autor del color bayo...
Hoy el nefando autor del color bayo y el sacrílego vil que a hecho injuria al sacro honor de la ro... [leer completo]
soneto de bartolomé leonardo y argensola al muy reverendo p. fray bartolomé ponce
¿Cómo podrá premiar el bajo suelo, subjeto al corto término de vida, obra tan encumbrada y tan... [leer completo]
cuando a su dulce olvido me convida...
Cuando a su dulce olvido me convida la noche, y en sus faldas me adormece, entre sueños la image... [leer completo]
a la mañana de la resurrección
Porque hoy llegó a sus términos la ira del daño universal, más viva aurora cuanto yace en sus fáb... [leer completo]
sabia pastora...
Sabia pastora, decid: ¿Cuándo las penas que siente supo tan discretamente templarlas Valla... [leer completo]
Últimos suspiros míos
Últimos suspiros míos, pues que me dejáis de suerte que, en despidiéndoos, la muerte hinchi... [leer completo]
a un primer movimiento de amor
Apriétame de manera cierto pensamiento mío, que cuanto más lo desvío, se introduce y apode... [leer completo]
silvia, dos arcos te ha dado...
Silvia, dos arcos te ha dado para tus cejas Cupido, de ébano son (no bruñido dices tú, sino ... [leer completo]
a don martín de bolea y castro
Aunque el bélico pecho y animoso de tal manera a Orlando le ha ensalzado, que está en suprema cu... [leer completo]
al libro de las fundaciones de santa teresa de jesús
Bien probáis que quien se humilla crece, oh virgen, hasta el Cielo, pues le fundáis un Carmelo ... [leer completo]
dístico de ausonio
Dido infeliz, no bien eres dada a marido ninguno, huyes, cuando muere el uno, y cuando el otro h... [leer completo]
a dios omnipotente
Señor, que miras de tu excelsa cumbre el tiempo todo en un presente eterno, tu imagen mira en ... [leer completo]
corneja que vestiste ajenas plumas...
Corneja que vestiste ajenas plumas, ganso que le usurpaste al cisne el canto, cuervo cuyo grazna... [leer completo]
cuando la razón tenía...
Cuando la razón tenía mis afectos concertados, le fueron tiranizados, y, a mi ver, sin tira... [leer completo]
soneto a madrid, cuando se trataba mudar la corte a valladolid
Volverse han muchos a labranzas toscas, que fueron sus primeros ejercicios; tratarán los magnates... [leer completo]
burléme...
Burléme (yo lo confieso) de tus cadenas, Amor, mas no merecí el rigor que padezco en ell... [leer completo]
a una persona que se preciaba de platónica
Gala, no alegues a Platón o alega algo más corporal lo que alegares, que esos cómplices tuyos so... [leer completo]
hombre
Hombre, si esa unión divides que se obró con astas fuertes, por presto que la conciertes habrá tar... [leer completo]
a la vida quieta y libre
Quiera el primer autor que se eternice este dichoso estado en que me veo, adonde en paz mi libert... [leer completo]
a un caballero de la casa del duque de híjar, que trajo un francolín al autor de parte de la duquesa doña estefanía, siendo dama
Si es cosa cierta, señor, que suelto el francolín canta, y le añuda la garganta la vista del caza... [leer completo]
a una dama que le tiró una naranjilla con agua de azahar
Dulce señora, no hallar fiel vuestra bala quisiera, pues siendo verde y de cera, me previene a n... [leer completo]
a un privado
Oh tú, que en las sublimes aulas de oro de reyes vives, huye, y escarmienta del que a nado es... [leer completo]
pródiga de nariz...
Pródiga de nariz, de ojos avara, espaciosa de boca, angosta en frente, mejillas de cuaresma penit... [leer completo]
aquel pastor...
Aquel pastor, que pajizo un vestido hizo en la aldea y por volverlo encarnado gotas de sangr... [leer completo]

Esta es la página 1 de un total de 2     Siguiente »»

Sobre esta web
Esta web ha sido creada gracias a la colaboración de amigos que nos han ofrecido sus poemas y selecciones.
Poesia
- Poemas - Contáctenos -
© 2006-2018 PoetasPoemas.com - Poesía hispanoamericana y traducciones al español.